Logo RedAroa.org

Urbasa 2017

1 al 22 de Agosto Camping de Artaza al pie de la Sierra de Urbasa. Toda la información en www.pirinea.org
Breves apuntes de la edición de Pirinea 2012 La fraternidad no es sólo un sueño de místicos, para eso están las lonas, los toldos, las anchas tiendas... Para intentarla montamos allí arriba, en Asolaze, campamento de montaña. Nos dieron un valle lejano, un prado con escasa sombra, unos caños de agua… para ensayarla. Nos dieron veinte días para anclar aquellos sueños. No sabemos si lo logramos, pero las estrellas brillaron casi todas las noches y el río no callaba y nuestro canto era con él y nuestro asombro con ellas. No sabemos si lo logramos, pero aquella paz, aquella armonía grupal permanece en nuestros corazones. Suena aún la guitarra y las sonrisas. Alguien sigue gritando “¡círculooo…!”, cada mañana en nuestros adentros, como un llamado que no cede, como un desafío que aún nos emplaza… Con los nuevos calores volveremos a intentarlo. El valle se aleja, la campa ya está vacía, pero queda el recuerdo, el eco en el bosque, la huella en nuestra memoria.






No sabemos si alcanzamos esa fraternidad de altura. Quizás algo de ella acariciamos pues cantamos mucho, reímos otro tanto. Y en los círculos se abrieron los corazones y en las veladas un crear adormecido. Nos sinceramos y comprendimos un poco más, mujeres y hombres, adultos y jóvenes... La fuerza de la montaña, la fuerza del grupo, la sobredosis de grano y legumbre…, no sabemos lo qué fue, el caso es que nadie quería marchar, el caso es que quienes se iban, aparecían de nuevo un amanecer apretando sus manos en el círculo… No sabemos lo que fue, el caso es que se tejieron lazos y queremos seguir caminando juntos/as hasta ese Campamento que nunca se acaba, hasta esos toldos que nunca se arrían, hasta esa Hermandad que nunca caduca…




No sabemos lo que fue, el caso es que dolía dentro cada compañero/a que anunciaba en el círculo de la noche su partida. Lo de Allí Arriba, quizás sea algo de eso, de esos círculos que nunca se cierran, de un compartir que nunca cede. Lo de Allí Arriba, quizás sea algo de eso con un sol menos implacable, con unas fuentes que nunca se secan, con unas cumbres que no derrotan…


Quizás Allí Arriba también toquen caracola a las 6’30 de la mañana y tiriten en la oración matutina… Quizás también Arriba duermen en círculo bajo las estrellas mientras que alguien cuenta un cuento hasta desaparecer las estrellas y acercarse el alba. Quizás quieran fichar a Kepa- Puri para que les lleven sin despiste alguno a sus soberbias alturas…, a la Trini para que les enseñe incansables concheras, a la Selene, a la Victoria, a la Carmen… para que nunca calle la danza. Quizás tengan que subir Guan y María para sembrarles laberintos de piedras y piñas de colores, quizás Iris, María de Palma y su banda de pequeños clowns, si escasean narices rojas…



En la hora de la siesta, Sebas rasga una guitarra rodeado de pequeños, invoca a Alguien que “ha venido a la Orilla” y que quiere Le sigamos… ¿Será Él mismo que nos arrejuntaba en los interminables abrazos colectivos de la mañana, Él/La que mantuvo encendida esa llama de fraterno amor entre las más de ciento treinta personas que acudieron a Pirinea…? Volveremos, si Dios quiere, a Belagua el próximo verano. Ir preparando los labios para los nuevos cantos, las piernas para las nuevas alturas, los cuentos para las nuevas veladas bajo las estrellas… La cita también en Asolaze en Agosto del próximo año, el Cielo siempre por delante.





 

   |<  <<    >>  >|
NUEVO COMENTARIO SERVICIO DE AVISOS



 
Logo RedAroa.org
    Buscar:  

© 2010 - RED AROA - info@redAroa.org